El dia que los duendes casi cortan la linea de descendencia de la que vengo.

DuendecitosMientras escribía el articulo de los duendes en Panamá, me enteré  a través de mi prima mayor  que mi abuela, una Señora de la Ciudad de Gualaca, provincia de Chiriquí, asegura que a su hijo (mi padre) , cuando tenia un par de años nada mas, aún ni hablaba se lo llevaron los duendes, y poco faltó para que llegara caminando a un río, si no es por la providencia quiso que su abuela (mi bisabuela)  lo encontrara.

 

En los tiempos en los que mi viejo era bebé, osea hace como 60 años, Gualaca era un pueblito extremadamente rural.

Así que quizás gracias a los duendes, no estarían ustedes leyendo ninguna de las leyendas de este blog.

Como comentario personal, crean o no en los duendes, si son de los que creen que  los Ángeles de la Guarda cuidan a los niños… creo que el de mi papá se jubiló ese día por stress 😉

 

(1127)