La Mansión Winchester. El lugar mas embrujado de USA

Winchester_House_910px

Aquí ocurren mas cosas que en un baile de graduación…

La Mansión Winchester es una mansión ubicada en San José, California. Esta mansión consta de 4.5 acres (24,000m²). Fue la residencia de Sarah Winchester, la viuda de William Wirt Winchester. La casa estuvo en constante construcción durante 38 años, fecha en la que Sarah falleció. Ella pagó aproximadamente 5.5 millones de dólares de 1922, lo que equivaldría a 71 millones de dolares de hoy.

 

Hoy la mansión es usada como atractivo turístico, nombrada La Mansión Misteriosa de Winchester (Winchester Mystery House, en inglés). Es denominada también el lugar más embrujado de todos los Estados Unidos, antes de entrar a dicha casa, se te advierte que no debes de entrar solo, porque si te pierdes, no te aseguran que te puedan encontrar.

La Historia:
Tras la muerte de su hija Annie en 1866, y de su esposo en 1881, Sarah decide buscar a una médium. Esta le dice que la familia Winchester está bajo una maldición, sobre las muertes por los rifles Winchester en la famosa Conquista del Oeste. Le dice que para que los espíritus la dejen en paz debe de construir una casa, pero jamás terminarla, así los espíritus no podrán hallar una morada donde vivir. Así empezó la construcción de la casa al estilo victoriano, en 1884 hasta la muerte de Sarah el 5 de septiembre de 1922. Se dice que había pasillos secretos en los que Sarah estaba vigilando las interminables obras de la casa.

Si la casa nunca se terminaba, ningún fantasma podría instalarse en ella. La casa contiene muchas características utilizadas para atrapar o confundir a los espíritus. Hay puertas pequeñas o que no conducen a ninguna parte, y ventanas que miran adentro de otras partes de la casa. Aunque la mansión sea enorme, hay sólo dos espejos en todo el lugar. Esto se debe a que Sarah creía que los fantasmas temían a su propio reflejo.

La casa consta de 160 cuartos, incluyendo 40 habitaciones, 7 pisos, 476 puertas, 6 cocinas, 52 tragaluces y 2 vestíbulos. También incluía 47 chimeneas, 10,000 ventanas con paneles, 2 sótanos, 3 elevadores y lámparas de gas que se encendían con un botón. Contaba con solo una tina de baño y dos espejos en toda la casa, y esto porque según Sarah los fantasmas les temen a su propio reflejo. Había inclusive baños, que en realidad eran baños falsos.

La estructura de la casa era bastante rara, fuera de lo normal. Ya que en ella puedes encontrar escaleras que no te llevan a ninguna parte, puertas pequeñas y puertas grandes en las que al abrirlas te llevaban a paredes o al vacío. Ventanas adentro de la misma casa y otras cosas raras.

winchester-house8_thumbSe dice que en la mansión ocurren cosas paranormales, ya que se dice que Sarah podía atravesar las paredes como si fuera un espíritu. Se dice que se pueden escuchar pasos, portazos y a veces se pueden apreciar las famosas manchas frías. También hay testigos que al caminar por la casa dicen sentirse observados.

Algo curioso en la construcción de la casa es que el número 13 se repite varias veces. Escaleras con 13 escalones, 13 ganchos en el armario de Sarah, 13 baños, 13 hoyos en las coladeras de las regaderas, candeleros para 13 velas y cosas por el estilo. Se dice que también su testamento estaba divido en 13 partes. En honor a esa extraña costumbre, cada vez que hay un viernes 13 se tocan las campanas 13 veces a las 13:00 horas.

Luego de la muerte del heredero de la Winchester Arms Company, su viuda Sarah descubrió que estaba bajo una maldición. Esto se debía a las armas creadas por la empresa familiar, que habían causado la muerte a miles de personas y estaban buscando su venganza.

Ella creyó que su única oportunidad para vivir una vida normal era la de construir una casa en forma permanente. Si la casa nunca se terminaba, ningún fantasma podría instalarse en ella. La casa contiene muchas características utilizadas para atrapar o confundir a los espíritus. Hay puertas pequeñas o que no conducen a ninguna parte, y ventanas que miran adentro de otras partes de la casa. Aunque la mansión sea enorme, hay sólo dos espejos en todo el lugar. Esto se debe a que Sarah creía que los fantasmas temían a su propio reflejo.


 

(860)