Restos no permiten definir fecha de muerte de las Holandesas.

FUENTE: LA PRENSA PANAMA 26/06/2014 – DAVID, Chiriquí.

Los pocos fragmentos óseos, encontrados a orillas del río Culubre en el Valle Rico de Changuinola, no permiten esclarecer cuando murieron Lisanne Froon y Kris Kremers, reportadas desaparecidas desde el pasado 1 de abril.

Zapatilla encontrada en el rio culebra.

Zapatilla encontrada en el rio culebra.

La médico forense Silvia Bandells dijo que con los restos encontrados se puede señalar que estaban en un avanzado estado de descomposición y se tiene que entender que son solo fragmentos o restos que no les permiten establecer el criterio del tiempo que pudieran estar muertas. “Se tiene que ser muy cauteloso y esperar más información para hacer un criterio al respecto”, afirmó.

Bandells señaló que dependen de todas las muestras o indicios que el Ministerio Público les pueda proporcionar para ser analizados a nivel científico.

“Hay que seguir una serie de protocolos y debemos aprender que el método científico no es como en la televisión de 45 minutos, esto es un procedimiento que hay que hacer con tiempo y que hay que cumplir para poder analizar y poder llegar a una respuesta y lo que debe hacer es tener paciencia y dejar que los médicos forenses analicen todo lo que tienen a mano y emitir una conclusión”, añadió.

Se conoció que el Ministerio Público van a proceder a analizar y evaluar todo el expediente, “repasar todo lo que se tiene en más de 300 fojas para ver por donde comenzar, porque las investigaciones continúan pero se tiene que hacer con calma”, dijo una fuente judicial.

Se espera que con las pruebas científicas y las investigaciones que se tienen, se pueda llegar a una teoría del caso.

“Vamos a ir nuevamente al área para escuchar a las personas que habitan en esta zona de Alto Romero”, dijo.

Padres quieren saber como murieron las Chicas.

Fuente: Panamá América.com

David,Panamá/EFE

10418341_10152547514592125_8325101191587311904_nPadres de holandesas piden a la fiscalía que continúe con búsqueda
Las familias de las dos holandesas desaparecidas en Panamá en abril, y cuyas muertes han sido confirmadas con pruebas de ADN realizadas a restos encontrados en la zona de la desaparición, esperan que las autoridades panameñas ofrezcan explicaciones sobre cómo murieron las jóvenes.

El portavoz de los familiares de las jóvenes, Jerome Van Passel, dijo a ACAN-EFE que los padres de Lisanne Froom, de 22 años, y Kris Kremers, de 21, quieren que el Ministerio Público (fiscalía) panameño explique si la muerte de las jóvenes fue a causa de un accidente o si barajan otras hipótesis.

Van Passel expresó el deseo de los familiares de que las autoridades panameñas reinicien la búsqueda de evidencias o indicios en la zona de la desaparición, ya que entienden que se había suspendido por el mal tiempo.

Los familiares también solicitarán a las autoridades panameñas, según adelantó Van Passel, el contenido de una cámara fotográfica y la información de los celulares que fueron encontrados con otras posesiones de las jóvenes en el interior de una mochila.

Las autoridades panameñas confirmaron hoy oficialmente que pruebas de ADN realizadas a restos óseos encontrados la semana pasada en una zona remota del oeste panameño son compatibles con Kris Kremers, después de que los análisis hubieran reflejado anteriormente de que otros de los restos hallados correspondían a Lisanne.

“Este resultado es confirmado, por parte del Ministerio Público, el día de hoy cuando se recibe el informe final de la prueba científica realizada por parte del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF)”, indica el comunicado difundido hoy por la Fiscalía panameña refiriéndose a Kremers.

La fiscal panameña responsable de la investigación, Betzaida Pitti, confirmó el pasado lunes que “uno de los hallazgos pertenece a la joven Lisanne”, después de haber hecho las primeras y pertinentes comprobaciones de ADN.

holandesas_desaparecidas_5La semana pasada se encontraron unos restos óseos junto a algunas prendas de vestir en una zona selvática cercana a donde se vio la última vez con vida a las holandesas, en la localidad de Boquete, provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

“Es un capítulo muy oscuro en el que aún quedan muchas preguntas que ensombrecen el fatal desenlace de Kris y Lisanne. Sólo hay una forma de encontrar respuestas para esta familia: continuar la búsqueda”, señalaba un comunicado emitido esta madrugada por la familia Kremers cuando ya sabían los resultados de las pruebas de ADN.

La experta forense Silvia de Vandel precisó el lunes que el fragmento óseo cuyo material genético ha coincidido con las muestras de ADN enviadas desde Holanda por los padres de Lisanne corresponde a parte de un pie.
Vandel adelantó entonces que quedaba por analizar partes encontradas de una pelvis “para poder determinar si este otro elemento óseo pertenece a Lisanne o a Kris”.

La forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses resaltó que los restos estaban “en un avanzando estado de descomposición”, por lo que dijo que era muy pronto para presumir la causa de la muerte y cuándo ocurrió.

La fiscal Pitti sostuvo que el Ministerio Público (Fiscalía) ha insistido en que continuará la investigación del caso.

“Ahora mismo no hay nadie bajo investigación” por la desaparición de las holandesas, “aún está muy temprano para decir alguna hipótesis. Vamos a seguir buscando” en el área de la cordillera Talamanca, “pero como es (un lugar) tan inaccesible y peligroso lo vamos a hacer correctamente”, aseveró la fiscal.

Las jóvenes holandesas fueron declaradas desaparecidas el pasado 2 de abril cuando un guía turístico de la localidad de Boquete,en donde ambas se hospedaban, dio aviso a la Policía de que no habían regresado en la víspera a dormir.

Las muestras óseas y otros hallazgos, entre ellos unas zapatillas, sometidos a pruebas de ADN fueron recolectados el jueves pasado por la propia fiscal Pitti en una zona selvática y aislada conocida como Río Culubre, en la provincia occidental de Bocas del Toro, vecina de Chiriquí.

En esa misma vasta e inhóspita zona de Culubre fue encontrada por lugareños semanas atrás una mochila con pertenencias de Lisanne y Kris, las primeras evidencias en el marco de la investigación por la desaparición de ambas.
Fuente: La prensa Panama.

stikypadreesdesaparecidas26/06/2014 – Luego de confirmarse que los restos óseos encontrados en Alto de Romero, Valle Riscó, Bocas del Toro, pertenecen a las malogradas estudiantes holandesas Kris Kremers y Lisanne Froon, desaparecidas de Boquete desde el 2 de abril pasado, sus familiares solicitaron a las autoridades panameñas una investigación exhaustiva para esclarecer las causas reales de la muerte de ambas.

Jerome van Passel, vocero de sus consternados padres, aceptó en forma definitiva que los resultados de las pruebas de ADN hechas a un pie putrefacto y a un hueso de pelvis hallados en el lecho del río Culubre son de las dos jóvenes europeas.

“La conmoción que ha provocado la noticia en las familias ha sido grande y piden a todos que tengan en cuenta su necesidad de procesarlo en calma”, afirma.

Además, solicitó a los medios de comunicación respeto en su trabajo y cautela al hacer sus publicaciones, para evitar un sufrimiento mayor del que están pasando.

En comunicado hecho público, ambas familias indican que “este es un capítulo muy oscuro, en el que aún quedan muchas preguntas que ensombrecen el fatal desenlace de Kris y Lisanne. Solo hay una forma de encontrar respuestas para estas familias: continuar la búsqueda”, señala.

En tanto, el personal del Ministerio Público que fue destacado en la zona de hallazgos de Valle Riscó bajó de la cordillera debido al mal tiempo y no ha podido retornar desde el sábado 21. Aún no se tiene fecha para reanudar la búsqueda de nuevas evidencias.

La fiscal primera superior de Chiriquí, Betzaida Pittí, dijo que ha estado lloviendo mucho y los víveres se estaban acabando, por lo que si el mal tiempo continúa no podrá exponerlos a riesgos.

(1490)