Duendes Panameños

Mucho se oye hablar de los duendes, se dice que ellos se llevan a los niños sin bautizar en un abrir y cerrar de ojos. Según la creencia de la gente en los pueblos y comarcas, los duendes son malos espíritus, son unos enanos que tienen los pies al revés, andan vestidos de rojo y caminan en fila india, siempre en grupos de cinco

Viven en los montes.

Se les describe como seres traviesos, astutos, de agilidad prodigiosa, burlones y de inteligencia superior. Aparentemente, con sus actos y hechos sencillos, son inofensivos. Pero una cosa es oír relatar las travesuras y jugarretas de los duendes y otra, es ser victima o blanco de su puntería, tema o tirria.

Su hora de salida es entre las ocho y nueve de la mañana de cualquier día. Se dice que los duendes son invisibles para los ojos de los adultos, sólo los niños pequeños y los mudos los ven y del miedo se ponen a llorar.

Por eso las personas advierten nunca dejar a un niño solo porque los duendes se lo roban, se lo llevan a la montaña y lo convierten en duende si no ha sido bautizado, aunque también se piensa que los duendes se llevan a los niños ya bautizados para perderlos en las montañas.

Físicamente los duendes son como del tamaño de un niño de cinco años, pero con cara de viejos. Son morenos, “aindiados”, de pelo corto y liso.
A ellos también les gustan las muchachas jóvenes sin casarse a quienes incluso las invitan a que se queden a vivir con ellos.

Fuente: http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2009/01/15/suplemento/misteriosyenigmas/9971

“Cuando Satanás se rebeló contra Dios, San Miguel lo arrojó del cielo y con él se vinieron abajo todos los ángeles malos. Satanás se encerró en el infierno con los peores, de donde salen a tentar a los cristianos. Pero unos ángeles castigados por Dios, no quisieron irse con el Diablo. Por eso andan sueltos por los montes y tienen sus cuevas muy escondidas donde se refugian para que Satanás los deje tranquilos. Cuando encuentran un niño se lo llevan y se lo mandan a Satanás para que este crea que es un duende y pierda la cuenta.”

Quizás por esto las principales victimas de los duendes son los niños sin bautizar y a los que tienen la mala suerte de parecerse a ellos… según las descripciones los duendes son como niños entre 9 a 14 años, blancos , rubios y de ojos de colores claros. Para atraer a los niños les invitan ofreciéndoles confetis y juguetes, los llevan a lo más escondido del monte y al tiempo los encuentran muertos.

Pero también hay relatos en donde los duendes tratan con los adultos, intercambiando favores con ellos, pero en la mayoría de los casos estos favores los tienen que pagar con sus propias almas.

Mientras escribía este artículo me enteré de que la Abuela del autor de este sitio (osea yo XD) , una Señora de la Ciudad de Gualaca, provincia de Chiriquí, asegura que a su hijo (mi padre) , cuando tenia un par de años nada mas, se lo llevaron los duendes y poco faltó para que llegara caminando  a un río, si no es por la providencia quiso que su abuela (mi bisabuela)  lo encontrara. Así que quizás por los duendes, no estarían ustedes leyendo ninguna de las leyendas de este blog.

Como comentario personal, crean o no en los duendes, si son de los que creen que  los Ángeles de la Guarda cuidan a los niños… creo que el de mi papá se jubiló ese día por stress  😉

 

(11250)

  • ™【ツ】

    Gran relato.